Educación Ambiental en Fundación Tláloc.

Educación Ambiental en Fundación Tláloc.

Etimológicamente el término educación proviene del latín educare, que quiere decir criar, alimentar, nutrir y exducere que significa llevar a, sacar afuera. Inicialmente estas definiciones fueron aplicadas al cuidado y pastoreo de animales para luego llevar a la crianza y cuidado de los niños. Platón (filósofo ateniense, discípulo de Sócrates) define la educación como un proceso de perfeccionamiento y embellecimiento del cuerpo y el alma. Este filósofo se encarga de destacar las tres funciones principales de la educación, que a pesar de haberse hecho hace más de 20 siglos, aún está vigente; estas funciones son: La formación del ciudadano; La formación del hombre virtuoso; y La preparación para una profesión[1]

Para Fundación Tláloc la educación ambiental tiene por objeto la formación del ciudadano, entendido éste como el elemento activo de la sociedad en su sentido Aristotélico, es decir, “aquel que participa de manera estable en el poder de decisión colectiva[2] y como tal debe comprender la relación del entorno con la comunidad y el bienestar.

Es pues tarea de Fundación Tláloc en la educación ambiental: dirigir, encaminar, doctrinar en el conocimiento y entendimiento de los fenómenos ecológicos de interacción comunidad humana-entorno natural, a modo de promover los valores de bien común y sustentabilidad.

Para ello, contamos con herramientas de sensibilización, información y promoción de las acciones individual y colectivas basadas en el Decálogo Sustentable, columna vertebral de nuestras iniciativas, que forman el arsenal de elementos de educación ambiental de la Fundación. A saber:

El decálogo sustentable[3] Es una estrategia de acción dividida en diez temas claves para la sustentabilidad, entendida como único medio de lograr el bien común a largo plazo. Inicia con un compromiso individual de acción, ofrece consejos y medios de actividad inmediata en el plano individual, facilita la integración voluntaria a la red de colaboradores en las actividades organizadas por Fundación Tláloc en cada uno de los diferentes temas del decálogo y ofrece una plataforma de capacitación, que guía a los emprendedores para la realización de nuevos proyectos, su socialización y vinculación con otras iniciativas.

Obras de teatro – “Misión Agua” y “Misión Basura” son obras teatrales extremadamente sencillas, que hacen uso de los recursos histriónicos para sensibilizar e informar al auditorio, de una manera divertida, sobre los graves problemas ambientales causados por la contaminación y el desperdicio, que ponen en peligro la supervivencia y bienestar. A través de los argumentos de sus simpáticos personajes, que continuamente interactúan con el público, se analiza el papel de los protagonistas de la sociedad de consumo, así como de las actitudes negativas de los habitantes y se aprenden los “poderes” con los que un ciudadano responsable puede combatir estos problemas y de este modo “salvar al Mundo” convirtiéndose en un “superhéroe”. Reducir, reparar, reutilizar, reciclar y rechazar, son la fórmula de las 5 “R´s” del ciudadano responsable, que los participantes practican ahí mismo en el desarrollo de la obra, llevándose una experiencia lúdico-práctica de gran impacto formativo.

Pláticas y conferencias – Cualquiera de los temas del Decálogo Sustentable se ofrecen a través de pláticas y conferencias para toda clase de público que con gran esmero organiza Fundación Tláloc, en conjunto con los anfitriones, para dar elementos de acción al público. Siempre bajo nuestra metodología de sensibilización-información-reflexión-acción (SIRA) apoyando los esfuerzos institucionales de educación y motivación para proyectos de acción.

Foros – La información es elemento fundamental de la educación y la organización de foros temáticos sobre problemas específicos, es parte de la estrategia de involucramiento de los ciudadanos para la acción en Fundación Tláloc. Acercar a los académicos y expertos a la comunidad y abrir el debate sobre los temas de interés común, permite al ciudadano y autoridades tomar elementos de decisión sobre temas de sustentabilidad.

Juegos educativos – El juego es un modo extraordinario para atraer la atención del público menudo hacia los temas ambientales, pues los niños también son protagonistas de la comunidad y por tanto del cambio requerido. Por lo anterior Fundación Tláloc ha desarrollado juegos educativos sobre temas del decálogo sustentable y cuenta con un pelotón de Héroes del Decálogo para realizarlos. Escuelas, clubes, organizaciones civiles para niños cuentan con nuestra oferta de formación de pequeños ciudadanos.

Te invitamos a participar en la gran tarea de transformación que se requiere; motivándote, informándote y tomando acción. Apóyate en los elementos educativos que la Fundación Tláloc pone a tu disposición y ADELANTE.

[1] http://es.scribd.com/doc/60516965/Etimologicamente-el-termino-educacion-proviene-del-latin-educare

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Ciudadano

[3] http://decalogosustentable.org

 

Comparte este artículo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone