¿Sabes a qué fue México a la COP.21?

¿Sabes a qué fue México a la COP.21?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

El calentamiento global es un gran problema del que todos sabemos aunque sea un poco, y probablemente es algo que en algún momento nos ha preocupado. Pero seguramente no hemos asimilado que es un hecho que todos creamos y aún más, a todos nos afecta. Para evitar su avance se requiere el esfuerzo de todo el mundo, pues uno sólo no es suficiente.

Así­ fue como la ONU creó un escenario en el que los paí­ses pueden generar medidas y recomendaciones, con el objetivo final de reducir la inferencia peligrosa del ser humano en el planeta, y donde las naciones integrantes se comprometen a brindar información sobre los logros y avances que desarrollan, para así­ generar un mayor intercambio de ideas compartidas.

La última comunicación de México en este foro, presentada en 2012, hace énfasis en su calidad de paí­s vulnerable a los cambios climáticos, y su interés en la prevención de mayores problemas, mediante la creación de instituciones y leyes para hacer frente a estas adversidades así­ como reducir, prevenir y controlar los impactos ya generados.

México ha empezado a darle mayor importancia al tema de la sustentabilidad, ejemplo de esto es la participación en los nuevos objetivos para el desarrollo mundial o Agenda 2030.

Y es que para México son necesarios los cambios duraderos, enfocados a la igualdad social y económica, y la protección del medio ambiente. Y esto es lo que se espera que defienda en la COP21: un acuerdo global para luchar contra el cambio climático y sus efectos en la sociedad y la economí­a.

México ha preparado como Contribución Prevista y Determinada a Nivel Nacional, en el que expresa su disposición por alcanzar un acuerdo para conseguir la meta de no rebasar 2°C más en la temperatura mundial, además de la mitigación y adaptación de los gases de efecto invernadero y los Contaminantes Climáticos de Vida Corta, siendo ésta su principal aportación, pues estos gases son generadores potenciales de calentamiento global y su eliminación mejorarí­a la calidad del aire.

Además, esta mitigación será parcialmente solventada con recursos propios y no totalmente condicionada a los recursos y tecnologí­as que la cooperación internacional pueda proporcionar. La propuesta que hace es convertir las metas aspiracionales en metas obligatorias. Por lo que es necesario que se desarrollen las capacidades locales, y se haga uso de transferencias de tecnologí­a y financiamiento derivados de la ayuda internacional, es decir, unir la participación de la sociedad civil, empresas, gobiernos y ayuda internacional que estos foros concentran.

Es muy interesante ver cómo la participación ciudadana se ha vuelto fundamental para la determinación de los objetivos internacionales, integrales e inclusivos. A nivel internacional resalta la Agenda de las soluciones, donde agentes no gubernamentales ya han generado iniciativas a gran escala o talleres participativos y una encuesta a nivel nacional, asimismo My World, una propuesta de la ONU que permite a las personas expresar cómo creen que se puede moldear un mundo mejor, brindando datos de lo que realmente les preocupa y en que se deben concentrar los esfuerzos.

Todo esto consolida la necesidad de generar acuerdos y objetivos a nivel mundial, pero estos se deben hacer de forma incluyente y conjunta, adaptándose a la situación real que se ve en cada región.